La muerte digna. Ciclo de conferencias "España, Claves de hoy" (Del 6 al 9 de noviembre de 2006)

La muerte digna se enmarca dentro del ciclo de conferencias titulado "ESPAÑA, CLAVES DE HOY".

El director de las conferencias, el profesor Jorge Novella Suárez, las presenta en los siguientes términos:

El avance de los medios técnicos, la obsesión por la salud y el bienestar, la larga expectativa de vida en las sociedades altamente desarrolladas conllevan en la práctica la negación del dolor y de la muerte. Algo natural e imposible a la vez. Las ciencias biomédicas se han desarrollado tanto que han tenido incidencia en el alargamiento de la vida y en el modo de morir los seres humanos. Este año abordamos en nuestro ciclo los problemas del final de la vida.
La muerte digna es la muerte con todos los alivios y paliativos médicos adecuados, así como con los consuelos humanos posibles. Una muerte en buenas condiciones, es la ortotanasia. El derecho de esas personas en fase terminal ha sido reconocido por el Consejo de Europa, en su recomendación 1418: Protección de los derechos Humanos y la dignidad de los enfermos terminales y moribundo. Es el derecho a una muerte digna que incluye algunas consideraciones: 1) proporcionar una información veraz y completa, facilitada con compasión y respetando el derecho del paciente a no ser informado; 2) garantizar que ningún enfermo terminal sea tratado contra su voluntad y que en esta materia no actúe bajo influencia de terceros o presiones económicas; 3) asegurar que se respetará el rechazo al tratamiento mediante directivas previas o voluntades anticipadas, y 4) recibir, si lo desea, los cuidados necesarios dirigidos a vivir de la forma más confortable el proceso de enfermedad y muerte, y recibir el tratamiento para combatir el dolor físico y el apoyo psicológico para paliar el sufrimiento mental.
La bioética del tercer milenio aborda, en este contexto, los problemas, las decisiones vitales y criterios de prudencia para resolver los conflictos que se le presentan. Muchos de ellos nos vienen dados por los medios técnicos que son indispensables para la práctica de la medicina y que conllevan dilemas morales y clínicos: cuándo retirar un respirador, qué prioridad se establece en una lista de espera para transplante, la sedación terminal, cuándo se produce la muerte cerebral, o  qué hacer cuando el paciente se niegue  a recibir determinados tratamientos. Los comités de ética que hay en nuestro sistema de salud son necesarios pero no suficientes para abordar estas cuestiones características de la última etapa de la vida.
En el ámbito jurídico, la tipificación del artículo 143 del Código Penal de 1995 abordó, por primera vez, un tratamiento penal diferenciado para la cooperación  y ejecución del homicidio consentido o no. El mismo precepto abordaba la regulación específica de la cooperación y ejecución de la muerte de otro, en caso de enfermedades terminales o incurables con padecimientos permanentes. En un principio estaba diseñada para amparar la despenalización, pero por las presiones de determinados grupos se llegó al acuerdo de mantener la criminalización – profundamente atenuada -, pero sin despenalizar totalmente dichos comportamientos. La gran mayoría de la penalística española viene criticando tal regulación, así como la reciente propuesta del Comité de Bioética de Barcelona que considera necesario “éticamente aceptable y constitucionalmente posible” modificar dicho artículo.
De este modo, se pretende evitar a toda costa,  por pacientes, sanitarios y familiares, que se produzca una muerte con dolor y sufrimiento, asociada a un proceso estéril de retrasar la muerte  en vez de prolongar la vida (ensañamiento o exceso terapéutico). Todos estos problemas – que en los hospitales se viven día a día – han llevado a que Diego Gracia  alerte del “proceso de autonomización de los pacientes”, esto es, que la definición de salud y la enfermedad no la hace ya el médico, sino el usuario. De este modo se pervierten los fines de la medicina, y los médicos tienen que “hacer como Sócrates: salir a la plaza del pueblo, es decir, salir de los hospitales y demostrar a la gente que no sabe lo que quiere. Sin imponer sus puntos de vista: basta con mostrar la inconsistencia de las pretensiones de los usuarios a la vez que sacan de su interior lo mejor que tienen. Sólo así se evitará la excesiva irracionalidad, la angustia y los objetivos utópicos ante el sistema sanitario”. Algo que nos compete a todos como ciudadanos y sobre lo cual reflexionaremos estos días.

 

  • Fecha: Del 6 al 9 de noviembre de 2006, a las 20,15 h.
  • Lugar: Aula de Cultura, Gran Vía Salzillo, 23

PROGRAMA

  • LUNES 6, a las 20,15 horas
    MARIA CASADO
    Sobre la muerte digna hoy: autonomía y dignidad
  • MARTES 7, a las 20,15 horas
    MARGA IRABURU
    Rehenes de la técnica
  • MIERCOLES 8, a las 20,15 horas
    JAIME PERIS
    Regulación penal de la muerte digna: un cambio necesario.
  • JUEVES 9, a las 20,15 horas
    DIEGO GRACIA
    Los confines de la vida

MARIA CASADO
Doctora en Derecho. Profesora Titular de Filosofía del Derecho, Moral y Política. Directora del Observatori de Bioètica i Pret. Directora del Máster en Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona. Presidenta de la Asociación de Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona. Miembro del Comité de Bioética de Cataluña, del Comité de Ética Asistencial del Hospital de Barcelona, del Ethics Board del proyecto Nano2Life y del Comité Asesor de Expertos del Banco Nacional de ADN. Directora de la colección de la editorial Gedisa sobre Bioética con Javier Sádaba.   Estudios de Bioética y Derecho. 2000; El Alzheimer: problemas éticos y jurídicos. 2002,  Las leyes de la Bioética, 2004.

MARGA IRABURU ELIZONDO
Doctora en Medicina y especialista en Medicina Interna ha desarrollado su labor profesional en hospitales de Navarra, Murcia, Sevilla y La Coruña. En calidad de experta en Bioética colaboró en el nacimiento de los Comités de Ética de varios hospitales. Su libro Con voz propia. Decisiones que podemos tomar ante la enfermedad (Alianza, Madrid, 2005) en un tono sencillo y ameno (sin términos médicos) logra provocar en el lector la reflexión sobre cómo le gustaría afrontar las decisiones que inevitablemente hay que tomar ante la enfermedad. En la actualidad trabaja en el Hospital Virgen del Camino de Pamplona como coordinadora de Historia Clínica Informatizada y es miembro de su Comité de Ética Asistencial.

JAIME MIGUEL PERIS RIERA,
Licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia. Doctor en Derecho por la Universidad de Bolonia : Premio Vittorio Emmanuele II  y Premio Ugo Lenzi. Catedrático de Derecho Penal y abogado en ejercicio. Profesor invitado de la Universidad de Paris X (Nanterre). Director de los estudios de Criminologia de la Universidad de Murcia. Secretario de la Comisión de Bioetica de la Universidad de Murcia. Miembro del Observatori de Bioetica de la Universidad de Barcelona. Es autor de numerosas monografías y artículos especializados destacando entre sus líneas de investigación las relativas a los problemas jurídicos de la investigación en genética humana.

DIEGO GRACIA GUILLÉN,
Doctor en Medicina (1973), Especialista en Psiquiatría (1974), Catedrático de Historia de la Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, Director del Master en Bioética de la Universidad Complutense de Madrid, Director de la Fundación Xavier Zubiri, Académico de Número de la Real Academia Nacional de Medicina de Madrid (1989). Entre sus obras destacamos: Persona y Enfermedad. Una contribución a la Historia y Teoría de la Antropología Médica, 1973; Ética de la calidad de vida, 1984; Fundamentos de Bioética, 1989; Procedimientos de decisión en ética clínica. Madrid, Eudema, 1991; Ética y vida: Estudios de bioética. Vol. 1: Fundamentación de la bioética. Vol. 2: Bioética clínica. Vol. 3: Ética de los confines de la vida. Vol. 4: Profesión, investigación, justicia sanitaria. 1998; Como arqueros al blanco: Estudios de bioética: 1998-2002, 2004; La deliberación moral  (en prensa).